INICIO »  COMUNICACIÓN »  Especiales

Especiales

ESPECIAL REHABILITACIÓN
Juan Manuel Vela Romero
Fisioterapeuta y Coordinador del Servicio de Rehabilitación

“El factor humano es clave para nuestras pretensiones”

El Servicio de Rehabilitación es la otra cara por la que se reconoce al Hospital San Juan de Dios de Zaragoza, referente de calidad asistencial y docente en el ámbito de la Rehabilitación aragonesa.

En la dinámica del Centro de poder responder a las cambiantes necesidades asistenciales, este Servicio atiende  a distintos grupos de población y discapacidad, mediante una metodología de trabajo adaptada a sus posibilidades.

Nuestra labor consiste en  promover capacidades funcionales (restablecer la movilidad, habilidades manuales, actividades para el cuidado personal, comunicación), activar  mecanismos de compensación, colaborar en la formación de nuevos profesionales y asesorar a cuidadores y familiares, favoreciendo así una  existencia lo más autónoma posible de la persona.

¿Como es el funcionamiento diario del Servicio de Rehabilitación?
Tras una exploración y valoración del paciente, el Medico especialista en Rehabilitación, pauta un programa de tratamiento a ejecutar por los profesionales correspondientes (Medico, Fisioterapeutas, T. Ocupacionales, Logopeda, Técnico ortopédico), con las técnicas, recursos necesarios y el apoyo de los Auxiliares de Rehabilitación y en los espacios oportunos (Gimnasio, Sala, Habitación). Regularmente se procede a un análisis de  la evolución de cada paciente por parte del equipo asistencial, tomando las medidas oportunas proceda (continuación,  modificación del tratamiento o alta) informando de los resultados y recomendaciones al resto del equipo interdisciplinar y la familia del paciente.

Otras actividades que han caracterizado a este Servicio de Rehabilitación desde sus comienzos, ha sido su vocación docente siendo en la actualidad Centro de referencia de prácticas asistenciales de las Facultades de Ciencias de la Salud de la Universidad de Zaragoza y de la Universidad San Jorge. Así como la implicación de los miembros del Servicio en diferentes comisiones y equipos de trabajo del Hospital (Comisión de Docencia, Equipo de Pastoral, Obra Social y ONGD, Comité de Empresa, Comisión de prevención e higiene laboral).

¿Cuantos pacientes atendéis a diario?
Diariamente atendemos entre 120 y 130 pacientes, teniendo presente la diversidad de población señalada anteriormente. De ellos el 50% son los pacientes hospitalizados en nuestro hospital, alrededor de 60, que aunque en su mayoría se trata de personas de edad avanzada, no siempre es así. Más evidente es la diversidad generacional en la Asistencia Ambulatoria, donde se atienden una media de 40 pacientes. Otro grupo de pacientes que se benefician de este servicio integrado de Rehabilitación está formado por los 25 de media a diario, atendidos en el Hospital de Día Geriátrico.

¿Con cuantos profesionales cuentas en tu equipo?
En la actualidad el equipo de Rehabilitación está formado por 1 Médico Rehabilitador, 7 Fisioterapeutas, 2 Terapeutas ocupacionales, 1 Logopeda y 3 Auxiliares, en total una plantilla de 14 profesionales.

¿Qué es para ti la atención integral?
Atención integral hace referencia a una asistencia holistica del paciente,  partiendo de que la persona es entidad única pluridimensional, irreductible a ninguna de sus diversas facetas. Si bien nuestra tarea se centra en una dimensión determinada (física), conviene tener presente la estrecha conexión de la misma con sus circunstancias psíquicas, sociales, existenciales y espirituales.

¿Y la hospitalidad?
La expresión hospitalidad tiene para mí diferentes connotaciones. De entrada me suena a “sentirse como en casa”, en nuestro Servicio se puede traducir en en facilitar un ambiente acogedor, procurar el bienestar, la comodidad del paciente y una actitud de servicio traducida en la consecución de la máxima autonomía y seguridad del paciente. Pero también la Hospitalidad me remite a una asistencia con diferentes niveles de profundidad. Posibilidades de intensidad, todas ellas válidas, necesarias, pero no igual de importantes, ni de perceptibles, al menos a primera vista. Es como cuando abro las puertas de mi casa, y permito diferentes tipos de acceso a la misma. Unos sólo ven mi galería, otros los recibo sólo en la puerta, a otros les invito a pasar al salón, la cocina o incluso dejarles una habitación para dormir. Eso podemos hacer en nuestros diferentes grados de hospitalidad, quedándonos en una asistencia aparente, una imagen correcta, rentable, unos tratamientos defensivos, o dando paso a una atención más profesional, empática, solidaria y generosa, como sugieren los valores de Calidad, Respeto, Responsabilidad y Espiritualidad en los que se articula nuestra actual seña de identidad, y que se iniciaron con los gestos atrevidos de un tal Juan de Dios, hace poco más de 500 años.  

¿Qué nos diferencia con respecto al resto de hospitales?
Con respecto a los grandes hospitales, mayores posibilidades para la humanización en la asistencia, mayor participación e implicación en el proyecto del Centro y una relación interpersonal más fluida entre los componentes de la organización, el poder reconocer a cada uno por su nombre, es un simple ejemplo. Con respecto otros centros de dimensiones similares, ese ideario o marco teórico en torno a los valores de la Hospitalidad, meta a alcanzar que estimula al esfuerzo cotidiano y la mejora continua de todos los estamentos de la organización.

¿Cómo ha evolucionado la rehabilitación en general en los últimos años?
Participando de las paradojas del resto de disciplinas. Nos hemos enganchado al carro de las nuevas tecnologías, con sus ventajas y también con sus peajes. Abogamos cada vez más por una Medicina basada en la evidencia, pero no descartamos ni los métodos clásicos, ni las nuevas propuestas más sofisticadas. Asistimos a una súper-especialización de nuestras áreas de intervención y al mismo tiempo vamos dotando de una formación adaptada a familias de enfermos, cuidadores y ciudadanía en general antes reservada solo para los profesionales.

¿Qué papel crees que juega el “factor humano” en el tratamiento en rehabilitación?
El factor humano es clave para nuestras pretensiones. De él puede depender en gran medida el grado de confianza y colaboración que precisamos para el desarrollo y éxito de nuestros procedimientos y técnicas rehabilitadoras. Dado que se trata de una actividad que requiere proximidad y regularidad de contacto con el paciente, el factor humano es muy patente, una ocasión privilegiada para ser estímulo y seguridad, espejo de su realidad limitada y reflejo del ideal a alcanzar, un sujeto lo más autónomo, seguro y dinámico posible.

Si la Atención integral abre el horizonte de nuestros cuidados, la Hospitalidad apunta a niveles profundidad de dichos cuidados. Planteándolo así la Rehabilitación puede alcanzar, no sólo una mejora funcional sino incluso, el restablecimiento de lo esencial de todo ser humano, aunque no sea visible a nuestros ojos.

 

ZARAGOZA


Hospital San Juan de Dios Zaragoza

Paseo de Colón, 14. 50006 Zaragoza
hsjdzaragoza@ohsjd.es
Centralita: 976 27 16 60
Fax: 976 25 20 17

ACCESO INTRANET

 Mantener sesión abierta
He olvidado mi contraseña